QUE VUELVAN LOS HÉROES DE VERDAD

3 06 2008

Los héroes han vuelto… Bunbury y su grupo (y yo estuve allí, aunque bien pudiera habérmelo perdido sin sufrir en exceso), Indiana Jones y su látigo, Superman y esa magnífica enseñanza vital de cómo alguien puede salvar el mundo día a día y pasar inadvertido tras unas gafas, volvió Spiderman con sus saltos y sus correrías, volvió Lassie (aunque no era el mismo perro) y muchos más volvieron. Una cantidad ingente de héroes han vuelto a nuestras vidas pero otros también se han marchado. En Zaragoza, por ejemplo, no ha quedado ni uno. Héroe fue por unos segundos Ayala al anotar gol a tres jornadas del final frente al (antes super) Depor y nos hizo olvidar un año terrible lleno de errores y demás, lo fue Zapater jugando lesionado y dándolo todo por la bandera antes de que la impotencia acabara con él, lo fue el ahora internacional Sergio García con sus incursiones llenas de regates de otra galaxia entre los jugadores de cualquier equipo y dejó por unos segundos en el olvido ese detalle fundamental de que carece del gol del que los delanteros no pueden permitirse adolecer… se fueron todos, o mejor nadie lo fue. El fútbol, como cualquier cosa en la vida, necesita héroes, individuos superiores, seres con fuerza y magnetismo suficientes como para hacer que alguien crea en ellos y aquí, en Zaragoza, estamos muy carentes de eso. Perdonen que me circunscriba tanto a mi equipo pero desde el día del descenso no pienso en otra cosa. Sueño con los goles del Mallorca, con la pifia de César, con la inestabilidad de la defensa, con Juanfran (que me tiene preocupado pues pienso que se le ha olvidado jugar al fútbol) y trato de encontrar el camino iluminado que nos lleve de nuevo a creer… Mis mercenarios han sido peores que los vuestros, por eso el equipo ha descendido. Mis desmotivados deportistas ya no quieren vivir en la ciudad del agua, todos quieren irse, todos buscan la manera de marcharse. Muy bien. Todos fuera. El Real Zaragoza y su afición buscan nuevos nombres, aventureros que estén dispuestos a darlo todo. Los héroes han vuelto a nuestros vidas, ahora sólo hace falta que vuelvan a la Romareda (o que de vez en cuando se pasen por ella).

IGNACIO ESCUÍN

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: